CV Resume Logo

Want to know more right away?

CV Resume Blog

ALGO SOBRE LA CONFIANZA EN UNO MISMO

February 24, 2009

Filed under: Currículum Vitae: General — Moisés @ 11:58 am

Es muy fácil obviar las cosas simples. Esas que están tan arraigadas en nosotros que sencillamente ignoramos sin miramientos ¡El 20060101-confianza.jpginconsciente se hará cargo! Años y años de avances psicológicos, de teorías sobre alma, de discursos sobre dualidad, han hecho que enfoquemos, en algunos casos, ciertos aspectos de nuestro comportamiento bajo una óptica de laissez faire, laissez passer. Actuemos, que luego las cosas se arreglarán solas, parece ser la consigna de estos tiempos. Nada de examinar el terreno. ¿Para qué? Eso se hace en la guerra. Nada de belicismos para mí. Yo vengo a trabajar.

Pero las cosas no son tan simples.

Casi siempre para enfrentarse a nuevos retos, más que mirar alrededor, es indispensable mirar hacia adentro. Conocerse a uno mismo. De esta forma se podrán potenciar las habilidades y tratar las limitaciones. Existe un elemento, un factor, que influye sobre cada acto que uno hace. Y es la confianza.

Fuera del maniqueísmo que impera en tantos, pero tantos aspectos de la vida, existen unos pocos que se mantienen lejos de aquel conjunto. Hay cosas que no son buenas ni malas. Y una de ellas es la confianza. Siempre se tiene. Poca o mucha. Pero siempre se tiene.

Con confianza se pueden lograr muchas cosas. Si la fe mueve montañas, la confianza construye casas. La fe se rinde a un ente inasible. Invisible. La confianza se dirige a las personas y también a uno mismo. Y muchas veces es la clave del éxito.

Una entrevista de trabajo es uno de esos momentos en los que se requiere grandes cantidades de confianza. El entrevistador no es cualquier persona. Se trata de un profesional preparado. Que conoce el comportamiento de las personas que se sientan frente a él, en una oficina. Y que, a decir verdad, son decenas mensualmente.

En pocas palabras, uno debe lucir confiado durante una entrevista laboral. Pero ¿cómo? Bueno, hablar de los logros alcanzados con claridad y naturalidad refleja una buena dosis de confianza. Hablar detalladamente de las responsabilidades que se han tenido en puestos anteriores ofrece buen material para que el entrevistador saque sus conclusiones. Pero hay algo más importante: la tranquilidad. Hay que evitar nerviosismo durante una entrevista. Evitar tics, muletillas al hablar, voz temblorosa. Es necesario sentirse confiado y verse confiado. Solo una persona con esa característica en especial puede manejarse adecuadamente en  cualquier puesto de trabajo.


AUTOSABOTAJE

February 17, 2009

Filed under: Currículum Vitae: General — Moisés @ 8:58 am

El autosabotaje es una práctica bastante común. Los especialistas en el inconsciente hablan de un acto involuntario. Consecuencia de la piedra_valle_de_la_muerte.jpginseguridad. Incluso de la baja autoestima. Pero a veces es algo menos complejo. A veces es una pequeña piedra que uno mismo se pone en el camino. Nada grave, al parecer. El problema llega cuando el obstáculo que uno se pone parece más una montaña que una piedrita.

¿Y por qué se hace? Bueno, a veces es para evadir responsabilidades. Por ello es necesario, muy necesario, el saber a dónde se apunta.

Al momento de buscar trabajo se debe tener un panorama muy claro. Si bien es cierto que el contexto laboral no es el mismo que el de hace algunos años, no es necesario postular a puestos laborales que se encuentren en las antípodas de lo que se solía hacer. Aún.

El autosabotaje suele emerger cuando uno se encuentra en una entrevista de trabajo. Pero no en cualquiera: en una que no corresponde al rubro en el que el entrevistado suele desenvolverse. Por ejemplo, un gerente de marketing que postula, por necesidad, a un puesto de recursos humanos. Son dos cosas muy distintas. Y a veces el temor y la inseguridad ganan y empieza el autosabotaje.

“Lo que pasa es que no soy muy bueno trabajando en equipo”. Recuerdo que un amigo me comentó que en una inducción a la que asistió conoció a un chico que al principio parecía bastante animado. Tenía aspecto y comportamiento de líder. Pero luego escuchó que dijo: “lo que pasa es que no soy muy bueno trabajando en equipo”. Claro ejemplo de autosabotaje.  Esa es una frase que un entrevistador nunca, nunca, quiere escuchar de un postulante.

En las antípodas de esta actitud se encuentran las personas que desean con vehemencia el puesto de trabajo al que postulan. Personas que han averiguado sobre la historia de la empresa. Que se han tomado la molestia de probar los productos o servicios que dicha empresa ofrece. Que han consultado con amigos. Que han hecho su pequeña investigación de mercado. Estos son postulantes que de veras saben lo que quieren. Que no han dejado el  curriculum vitae como si se tratase de un aviso que uno desliza bajo la puerta de un desconocido.

Al momento de buscar trabajo es una obligación el estar bien preparado. No debe avanzarse a tientas. Pero más importante es conocerse a uno mismo. Solo así se sabrá lo que de veras se quiere hacer.


EMOCIONES FUERTES

February 9, 2009

Filed under: Currículum Vitae: General — Moisés @ 10:50 pm

Pasión. Vehemencia. Cuando se aplica suficiente pasión a lo que se hace, pues es imposible que las cosas no salgan bien. Se trata de un wood-fire-ajhd.jpgfactor que es determinante para alcanzar metas. Para lograr objetivos. Para obtener resultados. Y de esto último se trata un trabajo. A uno no le pagan por las horas trabajadas. Por lo menos no necesariamente. A uno le pagan por los resultados obtenidos. Y la pasión actúa como un catalizador en la fórmula.

Mantener un empleo no es cosa fácil. Ahora que el contexto es inestable, telúrico, cualquier paso en falso puede hacer que el valor del trabajador decrezca. Que su “empleabilidad” caiga. Para que las capacidades no se vean eclipsadas por este infortunio que ya ha cobrado varios millones de puestos de trabajo, es necesario poner mucho tesón y  grandes dosis de empeño  en el trabajo diario.

Nunca es un mal momento para manifestar pasión por lo que se hace. Y no se trata  de fingir entusiasmo. No. Se trata de valorar el trabajo que se tiene. De asociar las metas de la empresa con las metas propias. Y como resultado de esa simbiosis, inevitablemente llega el éxito. Parece ser que la pasión es la clave del éxito. Puede ser cierto. Al fin y al cabo a eso apuntan cientos de libros de autoayuda. Y también textos más serios de la rama de ciencias de la gestión.

Eso respecto a la pasión dentro del trabajo. Pero al buscar un empleo también es muy importante demostrar ese espíritu.

Muchos piensan que si uno se muestra  muy entusiasmado en una entrevista de trabajo automáticamente se pone en una situación poco favorable. Esa óptica es, simplemente, pesimista. Paranoica. Suponer que el entrevistador va a aprovecharse de las ganas que el postulante tiene, para burlarse de él o no tomarlo en serio es algo muy descabellado. ¿Qué mejor señal de buenas aptitudes que ser apasionado? Esas manifestaciones, esos arranques de emociones son la chispa que se necesita para alcanzar objetivos. Y siempre, siempre, serán bien recibidos en una organización.

En conclusión, la pasión es un factor que debe manifestarse en todo momento. Las preguntas que el entrevistador haga deben de responderse con entusiasmo. Y si surge la oportunidad de lucirse un poco en cuanto a logros alcanzados, pues no hay que dejarla pasar. Nada mejor que una persona que ama lo que hace. Ciertamente, nada mejor.

PARA DAR UNA IMAGEN DE ÉXITO

February 2, 2009

Filed under: Currículum Vitae: General — Moisés @ 3:56 pm

Hay que tener esto en cuenta: en una entrevista de trabajo el entrevistador no ve como es el postulante, sino como el postulante seexito.jpgmuestra. Desde ese ángulo, el interesado tiene una gran, gran ventaja. Saber esto equilibra mucho la situación. El entrevistador no tiene la sartén por el mango, por decirlo de alguna forma. No es una persona que con un tronar de dedos trunca destinos. Es solo un individuo que evalúa.  Y como tal, responde de forma positiva a ciertos indicios.

Una entrevista laboral no es asunto de suerte. O por lo menos no es una situación 100% azarosa. El entrevistado, si sabe manejar ciertos elementos, puede aumentar sus probabilidades de salir triunfante.

Se trata de dar una imagen de éxito.

¿Y cómo hacerlo? Bueno, algunos consejos son muy obvios, y pueden parecer perogrulladas, pero igual hay que tenerlos presentes.

En primer lugar, uno debe verse saludable en una entrevista de trabajo. Puede parecer un consejo extraño, pero lo cierto es que un leve resfriado puede restar puntos. Una persona sana puede trabajar más horas, con mayor fuerza.  Además, esto influye mucho en el estado de ánimo, factor crucial para cualquier trabajo.

Un buen trabajador siempre tiene la necesidad de dirigir. Lo que nos lleva al segundo punto. En una entrevista de trabajo hay que resaltar mucho esta característica. Si en trabajos anteriores el interesado encabezó proyectos importantes, pues no hay que esconderlo. Hay que hacer brillar el liderazgo que se tiene.  Y esto se logra usando las palabras adecuadas, sin dar una imagen de prepotencia. El mejor líder es el que usa el ejemplo antes de la fuerza.

En un encuentro de este tipo, se debe rezumar confianza en uno mismo. Seguridad. Nada es más atractivo en un trabajador que eso. Una persona con fe en si misma llega muy lejos. Atraviesa obstáculos. Cumple objetivos.

Otro detalle que vale mucho es el siguiente: hay que demostrar interés en todo. No solo en el rubro donde uno se “mueve”. Por ejemplo, no basta que un vendedor de calzado solo sepa su nivel de ventas. También debe saber el por qué de la crisis financiera, entre otros temas de actualidad. Nada es más agradable que una conversación inteligente con un desconocido. Y esto, a la vez, demuestra que el postulante al trabajo es una persona interesada en muchas cosas. Que ve el todo y no solo una parte

Estos consejos siempre contribuyen a dar una buena imagen. Vale mucho ponerlos en práctica.