CV Resume Logo

Want to know more right away?

CV Resume Blog

QUÉ VESTIRÉ PARA LA ENTREVISTA PERSONAL

September 27, 2009

Filed under: Currículum Vitae: General — Moisés @ 9:35 pm

¿Qué hace uno mientras busca trabajo? ¿Qué es lo que se hace mientras uno imprime decenas de curriculums vitae para conseguir un corbata.jpgpuesto laboral? Bueno, pues lo que se hace es venderse. Marketearse. No tanto como un producto, lo que puede sonar medio degradante, pero si como una persona capaz. Es momento de quitarle a la palabra “vender” esa carga semántica tan negativa que las leyes de mercado producen, sobre todo, en las personas más progresistas. Es hora de venderse.

No todo entra por los ojos, pero sí muchas cosas. La imagen es una de esas “muchas cosas”.  Principalmente si se trata de una sesión única como una entrevista de trabajo. Por ello, para cualquier reunión de este tipo, hay que vestirse adecuadamente. Darle al empaque del producto la importancia que se merece.

Primero, hay que recordar que no existe algo así como una fórmula ganadora. En una entrevista de trabajo, gran parte de las cosas son impredecibles. Entonces, frente a la incertidumbre, pues hay que tomar decisiones con cierta carga de inestabilidad, cierta.

Si se busca trabajo de supervisor, pues hay que ir a la entrevista como se vestiría un supervisor. Un abogado no maneja el mismo look que un arquitecto. Y si se es diseñador de modas, pues la cautela en el vestir debe ser mayúscula. La idea es simple, y notoria: uno debe ir a la entrevista luciendo como para el trabajo que se busca.

Pero, de cualquier  forma, existen ciertas prendas que siempre caen bien. A continuación una lista de los looks más adecuados.

1.       Hombre formal (Ideal para abogados, gerentes, contadores, etcétera): Terno, de color negro o azul. Camisa manga larga, gris, negra, azul o de otro color neutro. Corbata de un solo color. Calzado de cuero, preferiblemente de punta cudrada.

2.       Hombre informal (Ideal para arquitectos, diseñadores y cierto tipo de ingenieros): Jeans o pantalón drill. Evitar caquis. Camisa casual o polo simple. Casaca de cuero o blazer. Dependiendo de la estación, una bufanda de color contrastado. Tener mucho cuidado con la armonía del color.

3.       Mujer formal: Sastre o falda y blusa. De colores bajos (azul, beige, negro). Evitar ser ostentosa, tanto con la marca de la ropa como con las joyas. Maquillaje ligero. Evitar escotes muy exagerados.

4.       Mujer informal. Falda o jeans. Dependiendo la estación, un par de botas de cuero. Saco o casaca. Blusa. Se permite usar algo de escote y joyas de colores intensos.


LOS VALORES EN UNA ORGANIZACIÓN

September 21, 2009

Filed under: Currículum Vitae: General — Moisés @ 2:20 pm

foto_valores.jpgPara mantener un puesto de trabajo no basta con alcanzar las metas de ventas, aumentar la productividad o reducir costos. Es necesario, ahora que se considera al trabajador parte esencial de la cadena productiva, crear un ambiente propicio para el adecuado desenvolvimiento de las labores diarias. Se ha demostrado que un buen clima organizacional tiene gran incidencia en lo dicho al principio. Pero esta tarea no es exclusiva de los jefes. El trabajador de menor jerarquía también debe aportar. El fomento de la armonía es tarea de todos.

El clima organizacional se basa en valores. Las metas son importantes, la visión, es cierto, pero sin trabajadores comprometidos, difícilmente se pueden alcanzar objetivos. Por más modestos que estos sean. Es necesario que los valores se transmitan con éxito a todos los miembros de la organización. Deben estar a la altura de los ojos.

La lógica es bastante simple: ofrece un chocolate y recibirás una caja de bombones. Los valores deben apuntar al cliente. Pero, ojo: el público externo no es el único objetivo. Estos valores deben tener ciertas características entre las que resalta la siguiente: deben ser fácilmente asimilables por los trabajadores, el público interno.

Si se toma un valor que únicamente puede aplicarse en el contexto de las horas de trabajo o solo está orientado al cliente, pues el público interno no podrá asimilarlo. La idea es hacer que los valores de la organización sean los valores del trabajador. Una vez que esto se logra, no es difícil hacer que las metas de la empresa se conviertan en las metas de las personas que integran la empresa.

Los valores no solo sirven para alcanzar metas. También son, hasta cierto punto, medibles. Basta una auditoría interna para poder evaluar si es que son tomados en cuenta. Si todo está bien diseñado, pues se pueden sacar a flote ciertos problemas. Es lógico: los valores determinan el clima organizacional. Y el clima organizacional, la productividad. Y la productividad, los ingresos de la empresa.

Obviamente no todo se reduce a los valores. Pero estos son, sin duda, una de las variables más importantes.

Nada se da por arte de magia. Los trabajadores deben esforzarse. Tratar de asimilar los valores. Encuadrar las metas propias y de la empresa. Es por el bien de la organización y, por extensión, del propio bienestar.


CUATRO RECOMENDACIONES PARA REDACTAR UN CURRICULUM VITAE

September 9, 2009

Filed under: Currículum Vitae: General — Moisés @ 11:10 am

Encontrar información que de cierta luz sobre como acomodar los datos en un curriculum vitae es algo bastante complicado. La mayoría demodelo-de-curriculum-vitae.jpg los artículos que circulan en internet  más que ofrecer soluciones, venden productos, libros. Sin duda, encontrar un tutorial útil, novedoso, que no recicle información y que tenga algún basamento científico, es casi imposible. Por ello, aquí, para facilitar las cosas, se ofrecen cuatro recomendaciones bastante simples, pero útiles, para redactar un mejor CV.

1.       Como se sabe, sumilla, educación y experiencia son las secciones más importantes de un CV. Las que deben resaltar y contar con mayor énfasis y dedicación en su elaboración. La sumilla ofrece un panorama del postulante con tan solo una lectura de 15 segundos. Este punto es importante. La sumilla no debe ser un gran párrafo. Bastan con cinco líneas en la que se ofrezca información importante, pero concisa. Si esta sección, que siempre debe estar en  la parte superior de la hoja, es lo suficientemente clara y llamativa, pues el evaluador procederá a las otras dos secciones antes mencionadas con mayor interés. La sumilla es esencial. No debe recargarse con datos que se repetirán posteriormente en el documento.

 

2.       El orden es importante. Es un aspecto elemental, básico, pero crucial. El CV debe causar impacto a primera vista y permitir una lectura lógica e intuitiva. La información debe estar acomodada en orden de importancia y ser amigable a la vista. El diseño y la tipografía no pueden lucir recargados. Las secciones, ordenadas y separadas sin necesidad de usar líneas ¿Un estilo minimalista? Claro, pero sin omitir detalles sobre las capacidades laborales que se tienen.

 

3.       Es realmente fastidioso convertir cierta información cualitativa en cuantitativa. Pero debe hacerse. Entre los logros previos es muy común que figure el clásico “aumento de productividad”. Se ve bien, pero dice muy poco. Agregar porcentajes aproximados u otro tipo de información en números aumenta la precisión del CV.

 

4.       Antes de empezar a consignar la información laboral, pues hay que pensar. Pensar si es que lo que pensamos es importante, realmente lo es. Considerar el espacio para cada logro o puesto de trabajo. Pensar si es que merecen varias  líneas, puesto que el espacio es fundamental al momento de redactar un CV ¿Un máximo de hojas? Tres. No más.

 

Con estas recomendaciones, la redacción del CV se hará más fácil. Y el producto será mejor.

ADMINISTRAR LAS DESTREZAS

September 3, 2009

Filed under: Currículum Vitae: General — Moisés @ 1:09 pm

Cuando se busca trabajo, es primordial organizarse. Organizar el curriculum, el tiempo, los lugares a los que setrabaje_con_nosotros.jpg postulará. Los certificados de trabajos previos y los contactos. Todo esto con la finalidad de alcanzar una entrevista.

Pero lo importante no es poner un pie en la puerta de la oficina de alguna empresa. No. Eso es tan solo un paso. Y bastante pequeño. Buscar trabajo es un asunto complicado. La cosa se pone más difícil aún cuando se está frente al entrevistador. Y solo un escritorio los separa.

En una entrevista laboral nada debe ser improvisado. Absolutamente nada. Claro, puede haber algo de espontaneidad cuando el clima se relaja. Cuando se entra en confianza con el entrevistador, algo que a la larga siempre ocurre. Pero no se debe perder la perspectiva. Cada palabra que se dice puede traicionarnos. Actuar en nuestra contra y dejarnos como mentirosos. O también como personas demasiado desesperadas por conseguir trabajo, lo que tampoco es bueno.

Una entrevista de trabajo es un evento en el que se demuestra lo que se puede hacer. Es el momento ideal para dar a conocer las destrezas.

Es necesario saber que no todas las destrezas son iguales. Se trata de habilidades bastante dispersas. Pero que se pueden clasificar. Y que es necesario clasificar al momento de una entrevista de trabajo.

Las categorías son bastante amplias, pero los tipos de destrezas más requeridos por las empresas son las relacionadas con comunicación, tecnología, finanzas, supervisión y gestión.  Dependiendo del tipo de empresa a la que se postula, es mejor resaltar más unas que otras. Por ejemplo, una organización que se dedica a la producción masiva de comida suele requerir personas que se encarguen de evaluar el desempeño de los trabajadores. Y esta es una destreza de supervisión que, si se tiene muy desarrollada, no debe esconderse.

El ser creativo e innovador se puede clasificar en el rubro de destrezas de gestión. El manejo de redes, como  destrezas de tecnología. Y así sucesivamente. Una vez que se conocen las habilidades, se puede hablar mejor de ellas. Y, como es obvio, tener una mejor entrevista.

El dominio de uno mismo es la clave para el éxito. No solo las cosas se pueden organizar. Las destrezas también. Y sin duda ayuda mucho tenerlo todo bajo control.