CV Resume Logo

Want to know more right away?

CV Resume Blog

Tips para redactar un buen CV

February 24, 2010

Desde que comenzamos a tomar las riendas de nuestras vidas, por medio de un trabajo para mejorar nuestro futuro; una duda siempre nos ha invadido: El gran misterio acerca del formato “correcto” con el que se redacta un Currículum Vitae (CV). En este tema, consejos nunca han faltado. Desde el formato cronológico, pasando por el funcional. Modificando un poco de los dos para convertirlo en uno Combinado; o decididos por una sencillez y sobriedad aplicamos el formato de Datos Personales.

Los formatos mencionados anteriormente son validos en la actualidad. Las empresas reciben miles de CV al año de postulantes a sus mejores áreas. Debido a la intensidad del trabajo y la disposición del asesor y/o jefe de la oficina de Recursos Humanos (RR.HH.) de la empresa, algunos no serán tomados en cuenta. El motivo es que aquí no vale el tipo de formato utilizado; sino la posición correcta de los datos.

Recordar que es importante el concepto “calidad antes que cantidad”. Esto quiere decir que un currículum vitae con muchas hojas causa rechazo ante el empleador. Como máximo, el CV debe poseer 3 hojas (incluido anexos, como cartas de recomendación, certificados y otros).

Como postulantes a una empresa, hay que tomar en cuenta que para el diseño de un buen CV (tomar como base el posicionamiento de datos de manera correcta) podemos realizar lo siguiente: La carta de presentación debe tomar como formato principal el cronológico (desde lo más reciente hacia atrás).

En la primera hoja, iniciamos con el encabezado. Es necesario que coloquemos nuestros nombres, dirección y teléfonos actualizados. Acerca de la foto, dependiendo de la empresa, se coloca en el CV. Cabe destacar que esta condición está sujeta a los estándares solicitados en la vacante de trabajo.

Posterior a los datos de contacto, colocaremos los datos de experiencia laboral (ordenados cronológicamente). Es importante incluir los resultados obtenidos en los dos últimos trabajos como méritos, logros en la productividad o algún cargo extra en el que se laboró. En caso de haber laborado en más empresas, colocar en las siguientes los cargos y experiencia de manera sencilla. Incluir además en la parte final de esta parte los cursos de formación, congresos, conferencias y/o seminarios a los que hayan asistido. Es importante dar a conocer nuestra preocupación por la preparación y complemento de nuestras labores.

Finalmente,  en la parte final de CV (segunda hoja), debemos considerar hacer una breve reseña personal basada en el estado civil, fecha de nacimiento y conocimiento de idiomas (tipo de lengua y nivel). No olvidar colocar el número o código del documento de identidad o extranjería.

Como dato adicional, el conocimiento de herramientas sociales web y/o programas de computación ya no es una referencia o un plus que podemos agregar sin preocupación en el CV. Los entrevistadores consideran que es tácito dominar los programas básicos de oficina y los que exigen como requisitos en la propuesta de vacante de trabajo.


Vacaciones en el trabajo: Pros y contras

February 17, 2010

Filed under: El Mundo Laboral,Empleados — Moisés @ 9:29 am

Cada vez que nos exigimos al máximo, que el estrés y la rutina nos hacen desear que el día de trabajo culmine en un abrir y cerrar de ojos; pensamos que sería estupendo poder tener unos días de relajo y esparcimiento. La tensión y presión que ejercen las diversas labores en el día hacen que nuestro rendimiento disminuya en gran porcentaje. Por esta razón, los permisos de vacaciones brindados por la empresa tienen que ser justos y adecuados a cada una de las áreas en las que los trabajadores son expuestos a diversas tareas.

Cumplidos los requisitos mencionados con anterioridad, el trabajador también debe colaborar con el desarrollo óptimo de su descanso. A nivel de la empresa, este debe dejar listo los pendientes o diligencias que deben de cumplirse antes o después del periodo de descanso. Esto es importante, ya que las fechas límites pueden ser obviadas con la “emoción” del momento. Otra recomendación en este rubro es dejar a la mano toda la documentación necesaria al reemplazo o compañero que se va a encargar de las labores de emergencia.

Resaltamos que al dejar la mayor cantidad de información al suplente, dicha situación puede llevar a desconfianzas o temor de un reemplazo permanente en el puesto de trabajo. El temor es común, sin embargo dejar que este nos embargue no permitirá el disfrute total de las vacaciones y el desarrollo óptimo de las labores en nuestra ausencia. La información y transparencia es nuestra aliada en los periodos de descanso. No tenemos contacto con los jefes y las órdenes; pero si tenemos de apoyo a los compañero de trabajo. Sobre todo si es que tenemos buenas relaciones amicales con ellos.

Posterior al periodo de descanso, es recomendable que antes de incorporarse a las labores tener un periodo de adaptación al entorno y a la rutina. Esto quiere decir que, al haber estado durante un periodo muy largo de descanso nos va a costar retomar las labores. Una buena idea para superar este trance incómodo es llegar unos días antes del sitio en el que hemos descansado. Esto permite que nos sintamos cómodos con la rutina cotidiana de nuestra vida diaria y que, poco a poco, retomemos ese sentimiento de “obligación y responsabilidad” que teníamos con anterioridad.

Para finalizar, es recomendable -tanto para los trabajadores, jefes y personal administrativo- sugerir fechas para salir de vacaciones. No es nada grato ver que la mayoría de los compañeros de área descansen mientras que el trabajo se acumule y sea solucionado por pocos. La comunicación horizontal y vertical en estos casos es la ideal.


Armonía en las relaciones: Mejora en la productividad

Filed under: El Mundo Laboral,Empleados — Moisés @ 6:46 am

Después de una larga, costosa y extenuante búsqueda; la mayoría de nosotros conseguimos el trabajo ideal. Una labor que se ajuste a nuestra preparación académica y desempeño. En ese momento, se abren muchas puertas para nuestro desarrollo y para el anhelado ascenso -sobre todo si es que nuestro desempeño llena las expectativas de nuestros superiores-. Sin embargo, no debemos olvidar que por más preparados que estemos en nuestra formación, el ambiente de trabajo juega un papel muy importante en nuestro camino al éxito.

Una de las complicadas pruebas que tendremos que pasar en algún momento de nuestra vida, es la relación laboral/amical con nuestros compañeros de trabajo (incluso con los jefes). Cada uno de ellos posee una expectativa distinta a la nuestra: la ambición salarial, la necesidad de ser reconocidos por el desempeño, la búsqueda de contactos, entre otros. Por esta razón, es importante tomar en cuenta que, a pesar de lo positivo o negativo que nos parezca, debemos evitar todo tipo de roce.

Pese a que los factores externos pueden perjudicar nuestra labor, debemos tomar en cuenta la reputación y sinceridad con la que vamos a trabajar en la empresa elegida. No podremos tener una buena relación con los demás y con los jefes si es que en nuestro anterior trabajo hemos sido despedidos por mala conducta. Es muy probable que es dicha reputación llegue al nuevo centro de trabajo. La credibilidad y responsabilidad de los trabajadores siempre es investigada por el bien de la empresa.

Los conflictos entre empleados no sólo traen tensión e inconvenientes con los compañeros de labores; esta comprobado que los asuntos pendientes entre ellos perjudican el rendimiento y producción de la empresa. Al haber situaciones incómodas y conflictos por ejemplo, entre trabajadores de distintas áreas, pierden la comunicación y esto se ve reflejado en el trabajo. Mayores tensiones y conflictos, mayor es la pérdida de rendimiento.

Otro factor importante para nosotros es el ambiente laboral ya establecido mucho tiempo antes de que nos incorporemos a nuestras labores. Una relación competitiva y fría entre los compañeros de trabajo crea un hábito que debe ser mantenido para todos; incluso para los nuevos.

En caso de que existan problemas con algún trabajador, lo mejor que se puede hacer en estos casos es comunicar el inconveniente a la oficina o entidad encargada de control. Cabe la posibilidad que al intentar solucionarlo por nuestra cuenta, se complique más la situación o en el peor de los casos envolvamos en el asunto a más gente que no tiene nada que ver con el asunto.

HABILIDADES COMPLEMENTARIAS Y RECOMENDACIONES

February 4, 2010

Filed under: Currículum Vitae: General — Moisés @ 10:04 pm

Cada año que pasa, el postular a una vacante de trabajo podemos darnos cuenta de que implica una navaja-suiza-multiuso2gif.jpgcompetencia inimaginable. Anuncios en los diarios, en revistas o por medio de consultas sencillas por la web nos muestran un sinfín de “filtros” para seleccionar a los más capacitados. Con esta idea, al referirnos a los más capacitados, hablamos de los que poseen mucho más habilidades complementarias a la labor que se va a desarrollar.

Al hablar sobre las habilidades complementarias nos referimos a que el trabajador no sólo debe conocer los pormenores de su profesión. Sino que ahora las empresas solicitan dominio de temas o habilidades -de otras profesiones análogas- que complementen e integren la labor.

Los motivos principales para llevar acabo dicha selección son el ahorro de recursos en el personal (mejor contratar a uno que domine varias temas, que a dos personas) y el estándar de profesionalismo en la empresa (un mejor trabajador es uno que domine varias áreas).

Por estos motivos, en el momento de elaborar un buen currículum vitae debemos tomar en cuenta las habilidades y/o conocimientos complementarios a nuestra profesión. La mejor manera de hacerlo es colocando -detalladamente- todos las diplomaturas, talleres y seminarios a los que hemos asistido antes, durante y después del desarrollo de nuestra profesión. Cabe detallar que dichas referencias no deben ser tomadas a la ligera. Deben guardar relación con la labor y las exigencias de la empresa.

Los cursos de idiomas. Estos nunca deben ser sobreestimados. Mientras más lenguas dominemos estaremos preparados para los retos que nos ponga la empresa; quedaremos como “elementos indispensables” para las futuras decisiones de nuestros jefes.

Otro aspecto que no está muy bien detallado, en la mayoría de casos, es el conocimiento básico o dominio de las redes sociales (internet). La presencia de las empresas en el mercado en este medio está jugando un rol muy importante. Al dominar la mayoría de estas redes, hacemos partícipe a nuestros superiores la iniciativa y actualización que tenemos de nuestro entorno.

Finalmente, nunca está  demás obtener de nuestro antiguo centro de labores o de un profesional capacitado una carta de recomendación. En ella se verá plasmada la impresión que hemos dado y el desempeño de nuestro trabajo. Se avala en aquel documento la capacidad y habilidades que hemos desarrollado a lo largo del tiempo compartido en la empresa. Una buena manera de pasar los primeros “filtros” que existen en el momento de postular a un nuevo trabajo.