CV Resume Logo

Want to know more right away?

CV Resume Blog

Consejos básicos para entrentar la Entrevista Personal

March 29, 2010

A la mayoría de nosotros nos ha pasado lo mismo alguna vez: Después de enviar una serie de CV a todas las empresas que conocemos; y de -manera angustiosa- esperar semanas y hasta meses por una llamada que será la ganadora; por fin acceden a brindarnos una entrevista de trabajo. Dicho motivo nos cambia la perspectiva de la vida, hasta nos vuelve muy felices ya que nuestro arduo trabajo ha sido recompensado.

Días antes de esa reunión importante nos ponemos a pensar qué es lo que nuestro entrevistador nos preguntará. Qué es lo que desea saber de nosotros y sobre nuestro rendimiento laboral en el último trabajo que hemos tenido. Muchas de nuestras interrogantes las tratamos de solucionar por medio de consejos brindados por nuestros amigos y familiares; sin embargo no podemos conocer a ciencia cierta cuál va a ser el tipo de preguntas, el método de entrevista y el estado de ánimo de la persona encargada de investigar un poco más sobre nosotros.

Acerca del método de la entrevista, la mayoría de los entrevistadores se basa en una Entrevista Estructurada que consiste en un marco de preguntas predeterminadas acerca de educación, intereses personales y disposición laboral. Otro tipo de entrevista es la grupal en la que los postulantes se reúnen y responden cada uno las preguntas efectuadas por el entrevistador. Esta es una especie de barómetro de capacidades debido a que la calidad de las respuestas ofrecidas es comparada tanto por el representante de la empresa y los postulantes.

En la entrevista de tensión se llevan acabo situaciones y/o actitudes controladas (efectuadas por el entrevistador) para medir nuestro índice de concentración acorde al puesto de trabajo. Una serie de interrupciones en nuestras respuestas, críticas a las opiniones ofrecidas y pausas silenciosas durante mucho tiempo ponen al límite nuestra capacidad de respuesta.

Al no saber que tipo de entrevista se va a llevar acabo, los postulantes sólo les queda diseñar una estrategia básica de respuestas. Esto es sumamente importante, ya que la manera en que respondamos y nuestras opiniones deben estar acorde al contexto laboral en el que vamos a trabajar.

Por los motivos antes señalados, brindamos una serie de pautas que debemos seguir antes de asistir a la entrevista:

La investigación acerca de la empresa es muy importante. Si postulamos a una vacante, obligatoriamente hay que conocer el rubro y los movimientos de Relaciones Públicas de la empresa. Hay que Indagar por medio de la página Web, los productos que comercializa y los servicios que presta.

Tomar en cuenta el perfil de la vacante de trabajo es esencial. No hay que hacer caso omiso a los requisitos que figuran en la vacante de trabajo. Esto sirve como un especie filtro inicial.

Los rubros de experiencia y méritos logrados en nuestro CV  deben estar acordes a las respuestas que ofrecemos.

Preparación antes las preguntas básicas sobre nuestras capacidades y anhelos personales: fortalezas, debilidades, metas y aspiración salarial.

Finalmente, no hablar mal acerca de nuestro antiguo empleo. Dependiendo de la visión que usted tenga acerca de la empresa por la que pasó, es la que el empleador pensará que puede tener en un futuro sobre la vacante de trabajo. Además de considerarlo como una persona con poco control de sí misma o demasiado sentimental en el cargo.


La empleabilidad y rendimiento en el trabajo

March 22, 2010

Filed under: Currículum Vitae: General,El Mundo Laboral,Empleados — Moisés @ 8:03 am

Al conseguir un puesto de trabajo nunca va a faltar gente o familiares que nos brinden una serie de consejos para destacar en nuestras labores y ser útiles tanto para nuestros jefes y compañeros de labores. Desde la conocida técnica de la colaboración/amabilidad, la disposición total del tiempo para el trabajo (esta es una arma de doble filo, debido a que arriesgamos nuestra vida personal por  la empresa) o el tan ansiado equilibrio entre la vida labora y amical.

Lo mencionado anteriormente, suena muy agradable ¿no? Sin embargo, para poder conseguir cierta estabilidad es necesario seguir algunos consejos que por medio de la experiencia van forjando nuestro camino. Obtenerlos, a la larga, es un poco complicado si es que son personas que desean dar lo mejor de sí mismos en corto tiempo. Así que para abreviar un poco el tema, la esencia de ese tipo de relaciones se basa en el concepto de “empleabilidad”.

La empleabilidad se define como la capacidad y/o potencial que ven nuestros superiores para solicitar nuestra constante colaboración. Incluso esto crea una aceptación y recompensa por medio de la confianza. No hay que olvidar también mejora -en gran nivel- el rendimiento de nuestro perfil profesional. En post anteriores se hablo de la reputación y de cómo la información del perfil laboral viaja a través de las redes sociales o entre trabajadores de diversas empresas; así que convertir ese concepto en nuestro modo de vida nos haría destacar en el gran mundo laboral.

A continuación, señalaremos ciertos consejos que mejorarán de gran forma nuestro potencial:

La autoevaluación nos permite hacer un “feedback” sobre nuestras habilidades. Un análisis que nos permite conocer nuestras fortalezas y debilidades para ser mejores cada día.

Las buenas relaciones de trabajo nos permiten obtener grandes beneficios por medio de la colaboración entre compañeros y amigos. A mayor cantidad de redes, mejor es  nuestra capacidad por medio del trabajo compartido, la experiencia ajena y la motivación.

La proactividad es un factor muy importante. No hay que esperar a que el trabajo venga hacia nosotros sino que hay que ir a buscarlo. Ser prestos y con iniciativa define un buen perfil de trabajador.

La búsqueda de nuevas oportunidades y cargos nos permite surgir entre todos los profesionales. La capacitación es sumamente importante para este punto.

La muestra de resultados es un factor importante ya que das a conocer lo que vales y las habilidades que posees.

Y finalmente, la actualización constante del Currículum Vitae. En caso que no deseemos conseguir otro trabajo nos servirá de barómetro de todas nuestras habilidades aprendidas y por aprender. Hay que recordar que la cantidad (cursos y seminarios a los que hemos asistido) no es mejor que la calidad (lo aprendido y aplicado en nuestras labores).


¿Experiencia o juventud? La clásica paradoja

March 16, 2010

Una mañana vas al trabajo y recibes una ingrata noticia, por reducción de personal dejas de laborar en la empresa a la que le has dedicado los mejores años de tu vida. En esos momentos tratas de pensar positivo y te repites (y tratas de convencerte) que por fin vas a descansar; ya que por todo lo que has aportado mereces el descanso de los campeones. Sin embargo, la crisis hace que te preocupes más por ahorrar que por disfrutar.

En búsqueda de una solución revisas el periódico un fin de semana y hallas en los clasificados un trabajo acorde a tus capacidades; tratas de apuntar los datos de contacto pero te topas con el clásico filtro, el rango de edad: “personal no mayor de 40 años o a partir de los 28 años”. Esta situación clásica en todos los países e idiomas nos parece muy contradictoria: A mayor tiempo laborando equivale a más experiencia y por supuesto más edad.

Desde nuestra perspectiva, debería bastar todos los conocimientos adquiridos para ocupar uno de los mejores cargos en cualquier empresa a la que postulemos; pero la realidad es otra: a menor edad, el futuro empleado va a ser más enérgico en el momento de dar a conocer sus capacidades, sus ideas van a ser innovadoras y sobretodo (en la mayoría de casos) no poseen problemas familiares. La necesidad de surgir y del éxito es el motor que impulsa a los jóvenes.

A lo largo del mundo, las cifras de desempleo o discriminación por edad varían según el contexto económico y social. La mayoría de empresas establece un perfil ideal de edad en los trabajadores en base a su rendimiento y experiencia: de 28 a 35 años se alcanza la madurez laboral, la experiencia básica y el rendimiento físico/mental.

Otro factor importante para los empleadores es que a mayor el tiempo de práctica profesional el sueldo deseado aumenta. Aquí se pone en una balanza los intereses económicos de la empresa y la necesidad de profesionales de calidad. Les resulta mucho mejor contratar a dos o tres jóvenes con un sueldo bajo que a un profesional capacitado cuyas intensiones salariales van más allá de “las posibilidades de los jefes”.

Finalmente, hay que destacar que en el mundo laboral no todo es desventaja para las personas mayores. Un joven que ha egresado de la universidad con los primeros puestos y con una gran preparación (posgrado, magister) la suerte no le sonreirá de inmediato. El motivo es que carece de experiencia. Sin embargo, sale a la luz un último recurso que es su corta edad. Basta conseguir un puesto de trabajo temporal aceptando como condición un sueldo mínimo y listo. “Todo sea por mejorar rápido y en corto tiempo”, es la manera de pensar más sencilla; pero esto sólo alimenta el círculo vicioso que perjudica a los profesionales con experiencia y a los jóvenes inexpertos.

Las mujeres y su rol beneficioso en las empresas

March 8, 2010

Filed under: El Mundo Laboral,Empresas — Moisés @ 8:02 pm

Este presente mes (8 de marzo) se celebra a nivel internacional un día especial para todas aquellas que nos brindan el apoyo, el aliento, el esfuerzo y la entrega total por la vida personal y laboral. Estamos hablando del Día Internacional de la Mujer.

Fecha sublime para todas aquellas que buscan la mejora personal y laboral para salir adelante en un mundo -que por sus costumbres atávicas- limitó parte de sus beneficios sin motivo alguno y sin justificación. Situación que ha ido cambiando con el transcurso del tiempo.

Uno de los temas que da mucho que hablar, no por lo novedoso del asunto sino por lo motivante y beneficioso para le mundo laboral, es la inserción de la mujer en el rol de empresaria. Cada año vemos como el índice de trabajadores (en la mayoría de rubros profesionales) están posicionados en los puestos claves, mujeres que trabajan y analizan mucho mejor que cualquiera, que se manejan a diestra y siniestra en las labores que en otra época eran vacantes disputadas sólo por varones. Los tiempos cambian y para bien.

Al tratar este tema, lo primero que viene a la mente -por parte de los hombres- es la clásica decisión (paradigma machista) “hogar vs. trabajo”. Esta situación viene cambiando desde hace mucho tiempo: las ejecutivas han mostrado una magnífica capacidad de aspirar no sólo al éxito profesional, sino también al personal. Una mujer que ejerce una profesión no renuncia a la vida familiar, como antes se creía. La idea del sacrificio ha pasado a formar parte de un vago recuerdo en la mente de las personas.

Muchos han de preguntarse acerca de las posibilidades y del cambio de mentalidad que ha ido mejorando la calidad de vida de las mujeres. Todo ello se resume a la aspiración de todo lo que han anhelado, una visión general de su entorno en la que dejan en claro que las clásicas distinciones de labores no existen. Todo es para todos, no existen situaciones que el hombre y mujer tengan que hacer por separado.

En el caso del mundo laboral, se debe diseñar un plan de vida y estrategias que permitan sobrellevar ciertos incidentes que pasarán al olvido al demostrar sus capacidades. La discriminación y la diferencia abismal en lo que respecta a los salarios ha tomado un giro total: la igualdad de labores y de pago siempre ha ido alcanzando el nivel necesario para permitir el cambio total.

La reputación en el trabajo: Consejos para evitar una catástrofe

March 1, 2010

En post anteriores hemos tocado un tema sumamente importante en el ámbito de las relaciones laborares: La reputación. Este factor, por más subestimado que sea por muchos, corresponde a una realidad interna en el mundo de las empresas. Es la energía que mueve la maquinaria de la confianza y el apoyo entre colegas y/o jefes; ya sea para bien o para mal (dependiendo de la situación).

Se basa en la imagen que proyectamos en nuestro trabajo, de nuestros valores y nuestro comportamiento. Una idea errada es que al laborar en una nueva empresa, todos los problemas, conflictos y faltas que hemos cometido quedarán en el pasado. Muchos pensarán “borrón y cuenta nueva”; sin embargo la vida se encarga de que la verdad salga a la luz.

Dependiendo del centro de labores, al acceder a un vacante laboral de gran envergadura; la empresa (para salvaguardar su éxito y reputación) inicia una investigación previa del futuro ocupante del cargo. Esta se basa en métodos de búsqueda tan sencillos como contactar a las referencias que colocamos en el Currículum Vitae o en todo caso, por medio de colegas y/o trabajadores de distintas áreas y empresas. Hay que tomar en cuenta que, dependiendo del rubro de la empresa, la mayoría de empleados guarda relación con distintas entidades.

No debemos olvidar que las redes sociales juegan un gran papel en esta situación. Pese a que la mayor parte de las empresas tengan una mínima o nula presencia en la web 2.0, eso no quiere decir que los trabajadores caigan en el mismo problema. La información que publican se basa en las experiencias positivas o negativas durante el día. En esta época todo está interconectado. Los comentarios hacia nuestros jefes compañeros o centros de labores quedan en la web y son fáciles de conseguir. Basta ingresar al perfil de uno de los trabajadores y listo.

Hay que tomar en cuenta que los logros, la experiencia, las habilidades y la imagen son aspectos vitales para nuestro éxito. A quien vendamos nuestros servicios profesionales; tiene el derecho de investigar nuestra calidad de trabajo, nuestro desempeño en todo sentido. Somos una herramienta valiosa para conseguir clientes y para elevar la productividad en el trabajo.

Finalmente, haciendo un resumen de lo mencionado, nuestra reputación es nuestra mejor carta de presentación. De qué nos sirve poseer grandes títulos y vasta experiencia si no podemos acceder a la confianza de nuestros colegas. Si llegamos a este nivel tan negativo ¿creen que podrán obtener un alto cargo o el reconocimiento de los demás?

Analicemos un momento nuestra manera de relacionarnos y de trabajar. Nos llevaremos una gran sorpresa…