CV Resume Logo

Want to know more right away?

CV Resume Blog

La entrevista de trabajo: Las clásicas preguntas

April 26, 2010

Filed under: El Primer Empleo,La Entrevista Personal,Lenguaje Oral — Moisés @ 6:25 am

La entrevista de trabajo es un paso decisivo para conseguir lo que más deseamos en el mundo: alcanzar una vacante de trabajo que llene nuestras expectativas y si tenemos suerte, que llene nuestras necesidades económicas. Uno de los filtros que resultan más complicados y que se encarga de separar a los buenos profesionales de los malos (a simple vista) es la entrevista personal.

Cabe destacar que ese recurso causa mucha polémica a raíz de que la selección se basa en la subjetividad del entrevistador, sin embargo sigue implementándose como “herramienta preferida” de las empresas.

En un post anterior hemos tratado de definir un poco acerca de los tres tipos de entrevistas básicas (estructural, grupal y de presión) que se aplican en la mayoría de las empresas. Pero si hablamos de la subjetividad del entrevistador, nos daremos cuenta de que el tipo de entrevista está sujeto a modificaciones en su estructura. Puede que apliquen dinámicas o que incluyan, por ejemplo, la entrevista de presión y la grupal en una sesión.

Conocer de forma lineal lo que nos puede venir en la entrevista parece ser algo imposible, sin embargo podemos estar preparados para afrontar cualquier situación que se nos presente. La previsión y serenidad son dos armas que nos permiten derrotar cualquier situación negativa que se nos presente.

Por esta razón, presentaremos las 5 preguntas y sus respectivas respuestas que son consideradas como “clásicas” en el mundo de las entrevistas. Hay que resaltar que estas varían dependiendo del entrevistador y que en algunos casos no serán aplicadas en diversas situaciones. Tratamos de mostrarles un panorama para que refuercen ciertas debilidades y sean efectivos en el momento de afrontar la situación.

¿Puede decirnos qué conocimiento tiene de la empresa y sus servicios?

Debemos considerar hacer una investigación previa de la empresa y de sus servicios, a fin de que el entrevistador vea que estamos interesados al 100% por la vacante. La proactividad habla muy bien de nosotros y nos separa de la gente que sólo va a probar suerte.

¿Cuál ha sido su criterio de selección para laborar en esta empresa?

Responder de manera sincera es una de las mejor opciones que podemos tomar. Tratar alabar la labor y presencia de la empresa puede ser tomado como falta de información e iniciativa por parte del entrevistador. Siempre una respuesta concisa y agradable nos resultará un buen recurso para salir de esta situación.

¿Cuál es su expectativa salarial a lo largo de su desempeño?

En la mayoría de las situaciones, el entrevistado siente temor al contestar esta pregunta. Si decimos una cifra alta, puede que piense que estamos sólo por el dinero y si decimos una baja, caemos en la desinformación de los cargos de la empresa (además de demostrar que no tenemos experiencia previa trabajando en ese cargo o análogos). La solución es disponer de nuestros deseos salariales según las expectativas de la empresa, aclarándole al entrevistador que estamos dispuestos a trabajar según el reconocimiento justo y necesario que tiene la empresa con la labor del cargo.

¿Díganos por qué debe ocupar la vacante en la empresa?

Siempre es bueno contestar con sinceridad. Hacer un balance de nuestras aptitudes y actitudes ante los retos que signifiquen trabajar en dicho cargo hará que la respuesta salga por sí sola. Tenemos que considerar que el conocimiento previo de las funciones y productos de la empresa nos ayuda mucho al momento de contestar.

¿Usted ha tenido alguna disconformidad o descuerdo con sus jefes y/o supervisores?

La respuesta que buscamos es que en caso de que haya pasado una situación similar, decirla con toda confianza y con mucho respeto. Fundamentar bien el reclamo que hicimos nos ayudará a contestar de inmediato la pregunta.


Hablar con seguridad y propiedad: Primer paso en la entrevista

April 19, 2010

Filed under: La Entrevista Personal,Lenguaje Oral — Moisés @ 4:44 am

La entrevista de trabajo es un periodo en el que todo adulto toma conciencia de sus fortalezas y debilidades. Desde que damos un paso adelante en el umbral de la empresa, estamos a disposición de los métodos y críticas del entrevistador. Depende de nosotros estar muy bien preparados para acabar con la inseguridad -propia del momento- y demostrar que somos lo que la empresa necesita.

Muchos son los consejos para este momento. Los clásicos como ir vestidos de manera elegante pero no ostentosa; el apretón de manos característico de las personas seguras; el conocimiento de los servicios y productos de la empresa; entre otros. Sin embargo, la mayoría de los postulantes deja de lado un consejo simple pero muy útil: no hablar demasiado.

Estudios efectuados por consultores en las diversas empresas a lo largo del mundo, nos brindan datos acerca de las debilidades de los postulantes en las entrevistas.
Encabeza la lista la falta de conocimiento de los servicios y productos de la empresa; demasiada confianza en sí mismo y sobre todo, hablar más de la cuenta de nuestros atributos y de asuntos ajenos al trabajo.

Dependiendo de la seguridad y el  modo en que los postulantes contesten a las preguntas se demostrará el nivel que tienen para ocupar un cargo ejecutivo. Mientras la forma de hablar sea segura y sin complicaciones, serán considerados para una segunda entrevista.

Es muy importante ser respetuoso y educado con todos los trabajadores de la empresa. En post anteriores hemos detallado que dependiendo del trato dado a la gente que nos rodea, nuestra futura contratación puede estar en juego. Las empresas en la actualidad toman en consideración las opiniones de todos. Por ejemplo, si quedamos mal o somos irrespetuosos con la recepcionista; corremos un riesgo grande.

Cabe destacar que no es recomendable caer en el juego de los “tecnicismos”. Esto ocasiona que el entrevistador tome distancia; ya que podemos caer como pedantes o en todo caso, demostrar que no podemos comunicarnos con los demás.

Finalmente, el empleo de gestos juega un papel importante en la entrevista. La postura que adquirimos al sentarnos o al estar parados dice mucho de nuestra seguridad y confianza. El saludo inicial juega un rol importante; ya que es el primer contacto que tenemos con el entrevistador y él debe saber que poseemos toda la confianza y seguridad en lo que vamos a decir y hacer.


Cómo no arruinar una entrevista de trabajo

April 13, 2010

Filed under: Búsqueda de Empleo,El Primer Empleo,La Entrevista Personal — Moisés @ 7:00 am

La entrevista de trabajo es uno de los eventos en nuestra vida que nos demanda alta concentración y tranquilidad. Desde que aceptamos la llamada comunicando que somos uno de los seleccionados hasta minutos antes de la cita, nuestra mente divaga y recordamos todos los consejos que nos brindaron los vecinos, nuestros padres, nuestros amigos, etc. Esto causa que aumente el nerviosismo y que perdamos por unos minutos los papeles.

Dicha situación no es beneficiosa para nosotros, ya que si nos descontrolamos o somos víctimas de un ataque de pánico delante del entrevistador, no sólo seremos descartados de inmediato; incluso nuestro comportamiento (extraño dependiendo del caso) será divulgado por todo el personal en dicha empresa. En post anteriores hemos detallado que tanto los trabajadores, jefes y personal técnico están enlazados por redes sociales. Esto quiere decir que la información fluye sin limitaciones dentro y fuera de la empresa.

Por esta razón, es necesario tomar con tranquilidad cualquier eventualidad que se presente. Está demostrado que el mayor porcentaje de postulantes que pierde la serenidad en la entrevista es causado por la poca información que tienen de la empresa, como sus productos, servicios e imagen. Esta información es valiosa no sólo para quedar bien frente al entrevistador; sino que permite familiarizarnos con la vacante de trabajo y crear una empatía con todos los trabajadores.

A continuación detallaremos una serie de situaciones negativas que ponen en jaque nuestra selección por parte de los entrevistadores. Es preciso tomar en cuenta que al llegar a la empresa todos los que forman parte de ella (personal administrativo, técnico, de soporte y demás rubros) merecen un trato igualitario y de respeto.

Uno de los incidentes más comunes es llegar tarde a la entrevista de trabajo. Pese a que tengamos una gran cantidad de excusas, el entrevistador considera esta situación como una falta de compromiso. Él evalúa con esto la importancia que le estas brindando a la vacante.

Como mencioné en líneas atrás, todo trabajador que forma parte de la empresa merece respeto y consideración. Es sabido que por incidentes de esta naturaleza, los entrevistadores ya crean una imagen de nuestra personalidad. Para citar un ejemplo, el trato brindado a la recepcionista puede depender de nuestra selección. Ella posee un cargo de soporte, sin embargo su opinión es considerada como la de todos.

La humildad es una de nuestras mejores herramientas. Demostrar moderación y dejar de lado el ritual del “yoísmo” (yo hice esto, yo mejoré tal situación, yo cambie los estándares…) Uno de los puntos valoran en la entrevista es el trabajo en equipo y las relaciones interpersonales. Un ambiente grato aumenta la productividad.

Finalmente, hay que considerar hacer un seguimiento de los resultados de la entrevista. Esto demuestra interés por el cargo y una proactividad digna de ser respetada; sin embargo no hay que caer en el juego de las llamadas continuas y la desesperación por obtener el empleo. Guardar la compostura es importante antes, durante y después de la entrevista.

¿Conseguir empleo en la web?

April 5, 2010

La búsqueda de empleo. Un capítulo de la vida en el que todos los jóvenes y adultos debemos pasar para conseguir el tan anhelado dinero. Elemento primordial para acallar las necesidades y conseguir lo que tanto anhelamos: la solvencia y seguridad económica.

Dependiendo de nuestras necesidades (y sobre todo de nuestro estilo de vida) tratamos de conseguir un empleo que esté acorde a nuestras capacidades intelectuales y técnicas; además de brindarnos el capital necesario para poder mantenernos por largo tiempo.

Lo primero que hace la gente es adquirir uno de los ejemplares de lo avisos clasificados del sinnúmero de diarios que hay en las ciudades, sentarse y marcar las vacantes que se acomoden a nuestras capacidades. No está demás decir que incluso asistimos a empresas a probar suerte, a pesar de que no pasamos la mayoría de los filtros.

Varios son los métodos de busca que se nos presentan en el camino. Desde la clásica entrega del currículum en las oficinas de Recursos Humanos, las convocatorias directas en las que sólo asisten los que completen la mayoría de los requisitos publicados y las recomendaciones de amigos que tienen trabajo y que ponen el toque de presión a la entrevista debido a que dependiendo de nuestro rendimiento la imagen de ellos no se verá devaluada con sus jefes.

Sin embargo, con el avance tecnológico de los medios de comunicación, y en especial la presencia cada vez más continua de las empresas en la web; podemos acceder a buscadores de empleos en donde, las empresas y particulares emplean las denominadas “bolsas de trabajo” en el ciberespacio buscar profesionales capaces de llenar las vacantes que ofrecen.

Algo que ya es conocido por todos, y que siempre es bueno explicar, es la definición de bolsa de trabajo (bolsa de empleo). Es un sistema empleado por los portales webs de “búsqueda de trabajo” en donde las empresas -previo registro- colocan las vacantes que han de necesitar para completar su staff de profesionales.

Uno de sus principales beneficios es que ofrece un mejor manejo de las entrevistas y selección de gente verdaderamente capacitada. En una convocatoria tradicional, se acercan postulantes que no poseen ni la mitad de los requisitos que se exigen, quitando tiempo a los entrevistadores y a los que si encajan en el perfil.

Cabe destacar que en medio se detalla -de manera sencilla- el tipo de empleo, el perfil del profesional y el formato de envío del Currículum Vitae. Si el interesado desea más información sobre el puesto, dependiendo del protocolo se envía un e-mail a encargado de recursos humanos o por medio de una llamada telefónica.

Una manera más organizada y selectiva, ¿no lo creen?