CV Resume Logo

Want to know more right away?

CV Resume Blog

La toma de decisiones y el Coaching: Elementos fundamentales en la organización

May 25, 2010

Filed under: El Mundo Laboral,Empleados — Moisés @ 7:42 pm

En el transcurso de nuestras vidas, hemos de tomar decisiones que beneficiarán o perjudicarán a los que nos rodean en el centro de trabajo. Dependiendo del cargo que poseamos, estas cobrarán cada vez más importancia y repercutirán en la productividad de la organización.

La preparación para afrontar dichos desafíos demanda una concentración única y una toma de decisiones segura y firme. Sin embargo, cada persona no logra obtener dichas capacidades. Esto se debe a una falta de predisposición para afrontar los problemas o que existen factores que cohíben el gran potencial inherente en ellas.

La mejor forma de conocer nuestras habilidades en la toma de decisiones es establecer una estructura de ejercicio de actividades que nos lleven al cumplimiento de nuestras metas. Una forma sencilla es responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es nuestro anhelo para conseguir lo que deseamos? Esto nos lleva a evaluar la motivación que poseemos para alcanzar nuestras metas. Este elemento es esencial para medir nuestras condiciones y sobre todo la proactividad que tengamos en nuestras labores.
  • ¿Cuál es el camino que deseas seguir? Con esta duda, nos percatamos que los medios que empleamos o la preparación que poseemos nos guían hacia un sendero del triunfo, si consideramos la capacitación constante o del fracaso, si dejamos que las cosas marchen con su propio ritmo sin ejercer acción alguna.

Después de haber considerado estas interrogantes, estamos listos para percatarnos de nuestra capacidad de toma de decisión. Muchos son los que poseen una suerte de brillo en las actividades. Otros son más recatados para realizarlas; pero hay algo en común que estos dos polos comparten: la preparación.

Necesitamos una base en la que podamos trabajar, un guía que oriente de manera positiva nuestros esfuerzos. Aprovechar al máximo todos los recursos que poseemos es una buena opción siempre y cuando haya alguien que nos brinde un apoyo moral, espiritual y laboral. Estos anhelos son alcanzados con una de las novedosas técnicas del mundo de las organizaciones. El Coaching.

¿En qué consiste el Coaching? Esta actividad se basa en el entrenamiento y capacitación de los trabajadores de una organización para que exploten al máximo sus capacidades. La finalidad de dicho proceso es acortar la brecha entre el anhelo del trabajador y lo que puede lograr si confía en sus habilidades.

Cabe destacar que a nivel ejecutivo, se busca relacionar los intereses personales y de realización del “entrenado” con la misión y visión de la organización. La afinidad ofrece un aumento en el compromiso laboral y sobretodo permite explotar al máximo las capacidades de cada uno de los trabajadores.


Flirteo y/o relaciones en la empresa: Una visión detallada sobre el tema

May 18, 2010

Filed under: Currículum Vitae: General — Moisés @ 5:30 pm

Dejando de lado un poco de los requisitos, consejos y aspectos formales de la empresa; nos encaminamos a un suceso que puede que a muchos les haya pasado o que de repente han sido testigos: El flirteo y las relaciones en la oficina.

Este tema, que es sumamente importante en el desarrollo óptimo de la productividad y la conservación del clima laboral ha sido una cuestión poco tocada por los especialistas. La mayor parte de las empresas ven ante todo la productividad y los beneficios obtenidos por el trabajo de calidad y cantidad; sin embargo las relaciones horizontales y verticales en el ámbito comunicacional permiten una relación un poco más estrecha entre los trabajadores.

Puede que el reglamento de la organización prohíba terminantemente a las parejas que nacen entre sus trabajadores y/o relaciones entre iguales en cargo y entre un cargo superior y un inferior (y viceversa), pero no podemos ignorar este asunto: los trabajadores comparten ambientes, objetivos, metas y conversaciones cuyo tenor y contenido son los mismos. El apoyo y soporte brindado a cada uno de ellos despierta un ambiente de camaradería que sin querer evoluciona a algo más.

Es cierto que una relación en el centro de labores debe afrontar muchos desafíos para salir adelante. Las presiones de los funcionarios superiores debido al temor de una disminución de la producción en caso de discusiones y/o rupturas, las miradas de recelo en el caso de una relación entre un superior y un subordinado y sobretodo la disgregación del grupo de trabajo en dos bandos debido a que las amistades de una de las partes se van a poner en contra de la otra (aplicable a los dos lados afectados).

Muchos son los aspectos y las formas en que las relaciones pueden pasar desapercibidas o en todo caso prohibidas en el ámbito laboral. Uno de los perfiles clásicos es el empleo del secreto. Esta se basa en la decisión en común para mantener la relación al margen de comentarios es no oficializar la misma. Sin embargo, esta situación crea un clima de desconfianza que repercute en las actividades cotidianas. La búsqueda de un espacio en común genera tensión en cada uno ocasionando la desconcentración y en el peor de los casos, el olvido de las responsabilidades.

Finalmente, un factor negativo y que perjudica a todo el grupo de trabajo es el inicio del rumor. Este problema, forma parte primordial de la comunicación no formal de la empresa. Brinda información tergiversada a los demás trabajadores generando con ello la desinformación y tensiones en cada uno de ellos


Reconocimiento de la Motivación y Comunicación Interna en la Empresa

May 10, 2010

Filed under: El Mundo Laboral,Empleados,Empresas — Moisés @ 5:03 am

Uno de los principales aspectos que posibilitan la cohesión de los trabajadores y el funcionamiento correcto, de cada una de las áreas de la organización es la calidad de la comunicación.

Muchas son las empresas que subestiman el poder de la comunicación en las relaciones humanas. Basan el desarrollo y producción de la misma en enfoques tradicionales o humanistas, dejando de lado la retroalimentación (feedback) en cada una de las áreas.

Para tomar en consideración lo mencionado con anterioridad, hay que tomar conciencia de que en la empresa existen dos tipos de comunicación interna entre las áreas (trabajadores) y sus jefes. Estas son: La comunicación vertical (basada en la jerarquía del organigrama: de jefes a subordinados) y la comunicación horizontal (a nivel de las áreas y/o subordinados).

Estos tipos de comunicación son los ejes para el correcto desenvolvimiento de los integrantes de la organización. Si un área no posee una participación activa entre el jefe y subordinado y entre los que están en el mismo cargo, podemos deducir que la productividad, el clima laboral y la cultura de la organización, decaerá rápidamente.

La empresa tiene como metas básicas el crecimiento, la estabilidad laboral y la producción en cada una de sus áreas. Para llevar acabo tales fines, el equipo de trabajo debe contar con el factor motivación Esta no sólo parte de nuestra iniciativa, debe ser reforzada también.

Entre los principales elementos que debemos considerar para llevar acabo un adecuado ejercicio de las políticas de la empresa, que nos permitirá alcanzar el éxito, consideramos los siguientes:

  • Reconocimiento de los éxitos personales entre las áreas del mismo nivel y superiores.
  • Asumir en conjunto las responsabilidades en vez de “cortar cabezas” (deshacerse del culpable).
  • El bienestar en el clima laboral beneficia a cada uno de los factores de producción.
  • Incentivar la pro-actividad en cada una de las labores que se lleven acabo. La búsqueda de innovaciones y descubrimientos de los trabajadores deben ser premiados para incentivar la creación de nuevos sistemas.
  • Fomento del trabajo en equipo y la búsqueda de líderes potenciales que dirigirán a los grupos.

Luego de hacer una evaluación de la empresa bajo los filtros antes mencionados, podremos reconocer la importancia que la organización le brinda al factor humano y de desarrollo personal. La motivación siempre va a jugar un rol importante en el desarrollo e incrementos de la productividad en la empresa.

Depende de nosotros, los trabajadores, que hagamos saber nuestras iniciativas y disconformidades en la empresa (de manera formal y correcta, claro está) para mejorar la calidad del sistema y sobre todo de la comunicación interna.

¿Ocuparé la vacante?: El protocolo en la entrevista de trabajo

May 5, 2010

La experiencia juega un rol muy importante cuando decidimos buscar trabajo. Laborar en distintas entidades relacionadas con nuestra profesión incrementa nuestra presencia y profesionalismo en la misma. Este factor también nos permite destacar en la entrevista: el representante de la empresa revisa nuestro Currículum Vitae y se percata de que nuestras prácticas y/o trabajos previos guardan relación con el puesto, de inmediato pasamos a ser uno de los seleccionados.

Sin embargo, la selección no sólo se resume en el candidato que tenga las mejores capacidad, ni acumulación de experiencia. Tomemos en cuenta que el protocolo juega un rol importante en esta situación. Los buenos modales son las herramientas básicas que nos abrirán las puertas a las recomendaciones, los contactos (agenda de clientes) y sobre todo, conseguir buenos puestos (como los ascensos por reconocimiento).

Durante la entrevista de trabajo, nos viene a la mente una gran cantidad de posturas y recomendaciones que nos brinda  toda persona que nos conozca. Desde el saludar con un buen apretón de manos, no hablarle de “tú” al entrevistador (a menos que el lo diga), ir con una vestimenta adecuada, celulares apagados y demás. Muchos tomarán esta información como una acumulación innecesaria conocimientos y que sólo sirven para ponerlos más nerviosos.

El protocolo permite demostrar a los que nos rodean, que poseemos un bagaje cultural amplio, que sabemos comportarnos ante diversas situaciones importantes. El entrevistador y nuestros futuros compañeros saben por experiencia que un comportamiento inadecuado delante de clientes o del jefe ocasiona una serie de opiniones que pueden desencadenar en una sanción (previa conversación para solucionar el problema) o peor aún, el despido. Hay que reconocer que la imagen de la empresa está en juego y que muchos dependen de ella.

El primer contacto con el entrevistador es importante, así que la clásica acción de estrechar la mano es sumamente importante. Siguiendo las reglas, en el caso de las mujeres, son ellas las que deben decidir el tipo de saludo. Por ello, quienes extienden la mano para un primer contacto son ellas. Tanto para hombres y mujeres un apretón de manos seguro y firme (no pecar de aplastar con fuerza la mano) define una persona con confianza y segura de sí misma.

El tipo de vestimenta que llevemos a la entrevista también es un factor de suma importancia. Generar una buena impresión depende de cómo vayamos vestidos. Si vamos por una vacante de trabajo en un puesto ejecutivo tenemos que ir con saco y corbata. De nada nos sirve ir con vestimenta casual, ya que eso dice que no tomamos con la debida importancia al proceso de selección. Debemos mantener siempre un estilo conservador.

Finalmente, la puntualidad. A nadie le gusta esperar más de la cuenta, mucho menos si la cita es para una entrevista de trabajo. Hay que recordar que al igual que nosotros, existen postulantes que toman en cuenta la puntualidad. Siempre es bueno llegar unos 10 a 15 minutos antes para controlar los nervios previos y sobre todo; evitar que el entrevistador considere que si llegamos tarde a la entrevista, llegaremos tarde al trabajo.