CV Resume Logo

Want to know more right away?

CV Resume Blog

Revise su currículum: ésta es su carta de presentación

March 31, 2011

Filed under: Currículum Vitae: General — Carmen Cuesta @ 7:30 am

Hoy en día, cuando de buscar trabajo se trata, tenemos que preocuparnos por causar una muy buena impresión. Desde el momento en que usted manda su currículum, entra en una dura competencia por ese puesto de trabajo. Es decir, este debe ser su punto de partida cuando se encuentra con el aviso  del trabajo soñado: revisar su currículum. Esta, sin dudas, es su carta de presentación.

Cuando el empleador revise todos los currículums que han sido enviados para el puesto, no dude en que dejará de lado aquellos en que se note un vacío estructural –no tiene un buen formato- o de contenido –no tiene resumen o referencias laborales. Y usted puede quedar relegado del trabajo sin ni siquiera haber llegado a la entrevista personal. Sí, tan grave como suena, por eso, deténgase y examine cuidadosamente.

¿Está realmente completo mi  currículum vitae?, ¿Hay alguna falta ortográfica o de redacción?, ¿Tiene mi currículum el formato actualizado? Si usted repara en estas preguntas a lo mejor se encuentra con que en realidad hace años que manda el mismo texto con formato antiguo, no está revisado, falta información o, peor aún, referencias laborales. Estos detalles son de suma importancia, por ello hay que pulir ese currículum lo más que se pueda.

Hay que empezar por un resumen que incluya las habilidades que usted posea de manera legible, clara y concisa. Esto le ayudará al empleador a decidir si realmente es usted la persona que estaba buscando. El resumen es la presentación que usted hace de sí mismo y debe estar muy bien escrita, sin caer en la exageración.  Así que tómese su tiempo y revise las veces que pueda su currículum; no hacerlo puede costarle el empleo.


Algunos consejos sobre qué poner en el CV.

March 30, 2011

Filed under: Currículum Vitae: General — Carmen Cuesta @ 3:42 pm

Todos sabemos que un buen CV refleja lo que somos y cuánta experiencia tenemos. Es una herramienta que le dará a conocer al posible empleador nuestras capacidades y aptitudes para afrontar los desafíos que podamos encontrar en el camino y, sobre todo, le dirá si somos o no lo que la empresa requiere para cubrir esa posición vacante.

Dependiendo del puesto al que apliquemos las pruebas y los filtros por los que deberemos pasar serán más complicados y es muy probable que si no estamos dentro de lo que la empresa requiere nos quedemos en el camino. Sin embargo, existen algunas cosas y detalles que podemos utilizar a nuestro favor para lograr despertar el interés del empleador por contratarnos.

He aquí algunos consejos que podemos utilizar a la hora de elaborar nuestro currículum vitae.

  • Aptitudes y habilidades. Muy aparte de sus experiencias laborales y sus estudios, a los entrevistadores les interesa siempre saber cuáles son esas fortalezas que caracterizan a su persona. Aquí es un buen lugar para poner algunas buenas cosas que cree que podrían interesar como: Capacidades para trabajar bajo mucha presión —lo más común es que el empleador luego le pida algún ejemplo de eso, así que piense en uno—.
  • El orden de los elementos. Hay muchas maneras para redactar su currículum pero depende mucho de su experiencia laboral el que mejor se adecúe a usted. Si su experiencia es amplia y continua, quizá le convenga redactar uno del tipo Cronológico. Pero si usted es de los que, como la gran mayoría, no solía permanecer mucho tiempo en un mismo trabajo porque siempre buscó la rápida superación y eso le generó algunos espacios en blanco o huecos, entonces le conviene utilizar uno Funcional que resaltará otros aspectos como su formación académica.
  • Perfil. Esta es la parte del CV en donde tiene la oportunidad de añadir una breve descripción de usted utilizando sus propias palabras. Es una parte muy interesante por si quiere impresionar al empleador. Busque las palabras adecuadas, salpique algo de importancia y confianza y verá como el entrevistador le hace algunas preguntas al respecto.

Estos tres consejos suelen ser de mucha ayuda para sumarnos algunos puntos en lo que respecta a las entrevistas. No los olvide pues quizá le ayuden a conseguir ese trabajo que tanto soñó. *AAH.


Cuidado con mentir, le puede costar el siguiente empleo.

March 29, 2011

Filed under: Currículum Vitae: General — Carmen Cuesta @ 3:19 pm

Según algunos estudios sociológicos y del comportamiento del ser humano cuando se reúne con personas de su misma jerarquía social, este tiende a mentir en un promedio de 14 veces por cada 20 minutos de conversación. Si esto lo multiplicamos por el número de horas en las que interactuamos con otros podremos sacar un mejor cálculo de que somos seres –algunos más que otros– inclinados hacia las falsedades.

Eso sí, cabe mencionar que el estudio está enfocado en el desenvolvimiento del hombre en su entorno social y no laborar, ya que allí la historia es distinta pues el mismo ambiente formal lo obliga en la mayoría de los casos a ‘amarrarse la lengua’ y a evitar decir más de lo necesario.

Esto, estimado lector, también se aplica a las entrevistas de trabajo; ya sea de manera escrita o verbal, es decir, ya sea si las mentiras salen de su boca o están en el papel, su currículum vitae –que al fin de cuentas se resume en lo mismo–. Omitir suele ser también considerado por los empleadores como una falta de ética y profesionalismo grave, pero agregar cosas de más son consideradas aberraciones mucho peores.

Todos aceptamos que existen necesidades y sueños que podrían verse truncados si no se consigue la plaza que se desea en una empresa, pero existen maneras mucho más sutiles y adecuadas como ‘resaltar ciertos atributos sin exagerar’ o ‘agregar algunas características de nuestra personalidad que nos brinden puntos positivos’.

Evite, estimado lector, el mentir ya sea en la entrevista o en el CV que le entregue al empleador, pues si es descubierto infraganti, le dirá: Hasta luego, buenas tardes; y olvídese de querer formar parte de esa empresa; pues usted quedará vetado por varios años. También sería bueno encender un velita misionera y cruzar los dedos porque si esa empresa es importante y se encuentra afiliada a alguna comisión de regulación pasará el reporte de su conducta y ahí sí que las verá negras ya que no existe empresa que quiera contratar a alguien por muy bueno que sea con antecedentes de mentiroso.

Ya lo sabe y está advertido, no mienta en la entrevista ni en su currículum porque el castigo le puede costar el siguiente empleo. *AAH.

¿Qué tanto exagerar en el CV?

Filed under: Currículum Vitae: General — Carmen Cuesta @ 3:17 pm

Para muchos, toda una vida de esfuerzo y sacrificio se resume en una sola oportunidad de la cual dependerá absolutamente todo su futuro. Esa oportunidad que tanto han esperado y en la que podrán verter todos sus conocimientos y experiencias para impresionar al que puede convertirse en su verdugo o salvador: el empleador. Hay quienes tendrán mayores capacidades que otros y mucha más experiencia que les bastará para sentir la confianza suficiente como para responder todas las preguntas y sobreponerse a las pruebas que se le planteen. Sin embargo, habremos otros a quienes no nos alcance tanto la experiencia y busquemos otras maneras de impresionar al que nos entreviste; y eso incluye por supuesto, exagerar un poquito nuestro CV.

No es pecado aumentar –de manera medida y muy sutil– nuestro currículum vitae, resaltando ciertos aspectos positivos que puedan ocultar de alguna manera las pequeñas manchas de nuestro expediente. ¿Y a quién le gusta pues, mostrar las huellas del acné en el rostro? Es obvio que a nadie, y si podemos ‘posar para la foto de un ángulo más favorable’ lo haremos sin dudar.

Lo mismo ocurre al momento de redactar nuestra presentación o currículum, tratamos por todos los medios –ya sea acomodando lo positivo en negrita y al principio– de que sólo se note nuestro lado bueno. Eso no tiene nada de malo pero, repito, no hay que exagerar.

Uno puede escribir que posee varias aptitudes y capacidades que cree están dentro de sí y que en algún momento cuando sea necesario sacará a relucir, pero lo que no se puede ni debe hacer nunca es mentir acerca de su experiencia laboral.

Jamás coloque en su CV que ha trabajado o desempeñado tal cargo en tal empresa cuando no lo ha hecho porque, si es descubierto por el empleador éste le pondrá –en sentido figurado– la cruz y puede tener por seguro de que no lo incluirá en su lista de contratación ni hoy ni de acá a varios años.

Recuerde bien este consejo, estimado lector, y no olvide que: Más rápido se coge al mentiroso que al cojo. *AAH. 

No siempre decir sí a todo lo que le piden.

March 25, 2011

Filed under: Currículum Vitae: General — Carmen Cuesta @ 4:22 pm

En el mundo laboral al que nos enfrentamos diariamente nos vemos sometidos a todo tipo de presiones que nos retan y obligan a tomar distintas decisiones, muchas de las cuales pueden ser muy importantes en nuestra evolución profesional. Sin embargo, no siempre resultan ser sencillas de aceptar porque implican sacrificios que pueden poner en riesgo nuestra propia salud o incluso la vida personal que llevamos en casa.

Hay personas que dirían que no pueden decir nunca que no a algo que sus jefes les piden, y eso está muy bien –de vez en cuando–, mas no siempre es prudente hacerlo, sobre todo si se convierte en un suceso recurrente que nos pone en aprietos porque nos obliga a cambiar los planes que ya teníamos agendados.

En una empresa, decir que no pocas veces es considerado como un acto de rebeldía, pues el empleado tiene todo el derecho de hacer notar que no se encuentra disponible para cumplir con la petición realizada. Las maneras de decir esto son muchas y todas guardan el debido respeto para con sus superiores.

  • Ser directos, pero no tanto. Lo ideal cuando queremos indicar que estamos imposibilitados para cumplir con una petición sería decir simplemente la negativa sin temor a represalias, pero en algunas oportunidades esto puede ser tomado a mal. Por ello es recomendable, antes de decir la palabra no mencionar las razones que nos llevarán a la negación.
  • De vez en cuando está bien. Ayudar a nuestros jefes siempre nos suma puntos y nos ayuda a conseguir la simpatía del superior. Lo que se puede traducir en un ascenso, sin embargo, no es correcto acostumbrar a nuestro jefe a abusar de ese deseo nuestro por escalar posiciones y debemos negarnos aunque sea en algunas oportunidades.
  • No seamos embusteros. Está bien que no estemos obligados a decir que sí, pero si tenemos la posibilidad de colaborar, pues hagámoslos.
  • Anticipémonos. En el trabajo, de vez en cuando notaremos cuando el jefe necesita una mano. No hay nada mejor que un colaborador que demuestra actitud de servicio y toma la iniciativa para ayudar. Eso es algo siempre bien visto.

Estos de aquí son algunos de los consejos que los profesionales y conocedores comparten con usted para ayudarlo a llevar un clima laboral holgado y correcto. Téngalos en cuenta y no olvide que de usted depende su relación de trabajo con los superiores. *AAH.

Next Page »