CV Resume Logo

Want to know more right away?

CV Resume Blog

NEGOCIAR EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

January 12, 2009

Filed under: Currículum Vitae: General — Moisés @ 7:56 am

Radulf de Campo Lungo, durante la edad media, sentenció una gran verdad: la negociación es un arte. Claro, antes ese concepto era más comportamiento-organizacional0023.jpgamplio que hoy, y no solo incluía las beaux arts, las bellas artes, sino también a destrezas específicas que se poseían.

“El Ardiente”, como se le conocía a de Campo Lungo, denominó a la negociación ars negotiatoria, que era el arte de intercambiar mercancías. Se trataba de una destreza muy valorada que siempre traía bien al que la dominaba. Y esto se cumple hasta el día de hoy. Quizá la negociación ya no goza de ese estatus. Pero sigue siendo una habilidad muy valorada.

A decir verdad, harto valorada.

Quizá no nos demos cuenta, pero empezamos a negociar desde que nos despertamos. Primero con nosotros mismos. La parte racional le dice a la soñolienta que debe levantarse para ir a trabajar. La otra expone sus argumentos: cansancio muscular, agotamiento, desgano. Afortunadamente el despertador acelera el asunto, y siempre gana la parte racional.

Se negocia con la familia. ¿Quién lleva a los niños a la escuela hoy? En la oficina, con el jefe y los colegas ¿A quién le corresponde determinado volumen de trabajo? En los comercios ¿Puedo pagar menos por este producto? En fin: se puede y se debe negociar en cualquier momento.

¿Y a que viene toda esa reflexión? Pues que en una entrevista de trabajo también se negocia.

Un encuentro tan relevante requiere una preparación especial. Naturalmente uno debe ir bien preparado, tranquilo y con pleno conocimiento del propio curriculum vitae. Pero también con ganas de negociar.

El producto que queremos ofrecer somos nosotros mismos. Y para lograrlo hay que conocer muchos sobre la otra parte: a quien queremos venderlo. Vale mucho, entonces, el informarse sobre la empresa a la que se postula.

Otro aspecto que vale resaltar es que la negociación es un proceso. Eso quiere decir que se puede interrumpir para continuar luego. No es necesario gastar todos nuestros argumentos respecto a nuestra empleabilidad en un primer momento. Es mejor esgrimirlos de a pocos.

Es muy recomendable el demostrar que ambos están ganando algo bueno. Por ello se debe saber cuándo ceder.

Finalmente, no hay que evidenciar temor. Eso es lo peor que se puede hacer. Y si se da la ocasión, significa que algo no anda bien con la otra parte.  Toda negociación es equilibrada, o por lo menos debe parecerlo. Y si alguna parte rompe esa armonía, pues nunca se llegará a nada.

Compartir:
These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • del.icio.us
  • Netvouz
  • DZone
  • ThisNext
  • MisterWong
  • Wists
  • blogmarks
  • Blue Dot
  • Netscape
  • NewsVine
  • Technorati

No Comments »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment