CV Resume Logo

Want to know more right away?

CV Resume Blog

¿Ocuparé la vacante?: El protocolo en la entrevista de trabajo

May 5, 2010

La experiencia juega un rol muy importante cuando decidimos buscar trabajo. Laborar en distintas entidades relacionadas con nuestra profesión incrementa nuestra presencia y profesionalismo en la misma. Este factor también nos permite destacar en la entrevista: el representante de la empresa revisa nuestro Currículum Vitae y se percata de que nuestras prácticas y/o trabajos previos guardan relación con el puesto, de inmediato pasamos a ser uno de los seleccionados.

Sin embargo, la selección no sólo se resume en el candidato que tenga las mejores capacidad, ni acumulación de experiencia. Tomemos en cuenta que el protocolo juega un rol importante en esta situación. Los buenos modales son las herramientas básicas que nos abrirán las puertas a las recomendaciones, los contactos (agenda de clientes) y sobre todo, conseguir buenos puestos (como los ascensos por reconocimiento).

Durante la entrevista de trabajo, nos viene a la mente una gran cantidad de posturas y recomendaciones que nos brinda  toda persona que nos conozca. Desde el saludar con un buen apretón de manos, no hablarle de “tú” al entrevistador (a menos que el lo diga), ir con una vestimenta adecuada, celulares apagados y demás. Muchos tomarán esta información como una acumulación innecesaria conocimientos y que sólo sirven para ponerlos más nerviosos.

El protocolo permite demostrar a los que nos rodean, que poseemos un bagaje cultural amplio, que sabemos comportarnos ante diversas situaciones importantes. El entrevistador y nuestros futuros compañeros saben por experiencia que un comportamiento inadecuado delante de clientes o del jefe ocasiona una serie de opiniones que pueden desencadenar en una sanción (previa conversación para solucionar el problema) o peor aún, el despido. Hay que reconocer que la imagen de la empresa está en juego y que muchos dependen de ella.

El primer contacto con el entrevistador es importante, así que la clásica acción de estrechar la mano es sumamente importante. Siguiendo las reglas, en el caso de las mujeres, son ellas las que deben decidir el tipo de saludo. Por ello, quienes extienden la mano para un primer contacto son ellas. Tanto para hombres y mujeres un apretón de manos seguro y firme (no pecar de aplastar con fuerza la mano) define una persona con confianza y segura de sí misma.

El tipo de vestimenta que llevemos a la entrevista también es un factor de suma importancia. Generar una buena impresión depende de cómo vayamos vestidos. Si vamos por una vacante de trabajo en un puesto ejecutivo tenemos que ir con saco y corbata. De nada nos sirve ir con vestimenta casual, ya que eso dice que no tomamos con la debida importancia al proceso de selección. Debemos mantener siempre un estilo conservador.

Finalmente, la puntualidad. A nadie le gusta esperar más de la cuenta, mucho menos si la cita es para una entrevista de trabajo. Hay que recordar que al igual que nosotros, existen postulantes que toman en cuenta la puntualidad. Siempre es bueno llegar unos 10 a 15 minutos antes para controlar los nervios previos y sobre todo; evitar que el entrevistador considere que si llegamos tarde a la entrevista, llegaremos tarde al trabajo.

Compartir:
These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • Digg
  • del.icio.us
  • Netvouz
  • DZone
  • ThisNext
  • MisterWong
  • Wists
  • blogmarks
  • Blue Dot
  • Netscape
  • NewsVine
  • Technorati

No Comments »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment